Orejas de Carnaval

El carnaval es una celebración típica que tiene como protagonista la comida, en este caso las orejas de carnaval. Esta fiesta es conocida en muchos países y la fecha varía entre febrero y marzo. El día que da comienzo es inmediatamente después del miércoles de ceniza (cuaresma cristiana) y se alarga hasta el martes siguiente (martes de carnaval). Se trata de una fiesta similar a la de Halloween, con disfraces, colorido, desfiles y canciones. Tal vez un poco menos macabro en comparación con el anterior.

Esta celebración es famosa por su dulces típicos, las orejas de carnaval, las rosquillas, las filloas, etc. En Galicia tiene lugar uno de los carnavales más bonitos del país, que se conoce popularmente como Entroido. Aquí nos vamos a centrar en este post.

El Entroido abarca todo el territorio gallego aunque donde tiene más impacto en la provincia de Ourense, concretamente en Xinzo de Limia donde algunos le atribuyen el nacimiento de esta fiesta.

¿Cuáles son los personajes del carnaval?

Sin duda la respuesta es los «peliquieros» . Se trata de un disfraz típico.

La máscara está formada por una careta de madera, pintada de colores llamativos, que se prolonga en una especie de mitra de metal con un motivo animal sobre un fondo liso. Detrás, cubriendo la cabeza, lleva una piel, antiguamente de perro, gato montés, zorro o lobo, actualmente de piel de gacela o sintética. De esta piel, llamada pelica en gallego,.

El traje está compuesto por una camisa blanca, corbata y una chaquetilla corta de la que cuelgan flecos dorados que van atados con lazos de tres colores. Sobre de los hombros va un paño enganchado a la chaqueta. Una gran faja roja envuelta en la cintura sujeta el pantalón, quizás la parte más difícil del traje. Encima de la faja va el cinturón, del que cuelgan los cencerros. Las piernas del peliqueiro van cubiertas con promedios blancos y ligas. Zapatos negros y un látigo en la mano, conocido en la zona como zamarra, que la usan para dar latigazos completan el atuendo de este personaje típico del carnaval.

¿Qué dulce es el más famoso?

Las filloas son bastante famosas pero sin duda el postre más famoso son las orejas de carnaval. una masa frita y cubierta de azúcar que es una receta obligada en esta fechas.

Receta de Orejas de Carnaval

Aquí te dejo mi video de la receta de orejas de carnaval de mi canal de YouTube! No olvides pasarte!

Ingredientes:

  • 60 Ml de anís
  • 5 Gr de sal
  • 2 Huevos
  • 500 Gr de Harina
  • 100 Gr mantequilla
  • 120 Gr azúcar glasé
  • Ralladura de limón
  • 200 Ml agua

Elaboración:

La preparación es muy sencilla. Empieza por hacer un volcán con la harina y mezcla la ralladura, la sal y el azúcar ligeramente. Hecho esto vuelve a hacer el volcán y echa la mantequilla, el anís, el agua y los huevos.

Ahora simplemente tienes que amasarlo todo hasta que quede una masa lisa y contundente. Al principio ayúdate de una espátula de madera y luego con las manos. No te preocupes por que la masa esté pegajosa al principio. Esto se debe a la mantequilla que le cuesta un poco más integrarse. Continúa amasando y ayúdate de un poco más de harina si quieres hasta que te quede perfecta.

Cuando tengas la masa lisa métela en el bol y déjala reposar unos 15 minutos en la nevera. Mientras pon a calentar abundante aceite en una sartén. Yo he usado aceite de girasol pero hay quien usa oliva, sinceramente es indiferente pero el girasol no le aporta tanto sabor como el de oliva.

Pasados los quince minutos corta bolas de unos 20 – 25 gramos y estíralas con ayuda de harina y un rodillo hasta que quede lo más estirada posible. Cuando lo tengas ya puedes empezar a freír. Cocínalas por cada lado unos 3 minutos hasta que adquieran ese color dorado característico y ponlas en una bandeja con papel absorbente.

Finalmente sólo tendrás que espolvorear azúcar glasé por encima y listo.

orejas de carnaval
Calamares a la Romana

Te voy enseñar a preparar una receta típica de los bares de España, los calamares a la romana. Digo típica porque la receta de los calamares es muy antigua y la puedes encontrar en el 90% de las cartas de tapas de cualquier establecimiento hotelero de España. Desconocemos realmente el término «a la romana» pero lo usamos en otras elaboraciones de pescado como el bacalao o la merluza.

La receta consiste en una mezcla de harina con agua o leche y otros ingredientes para conseguir un rebozado especial. Este rebozado es muy crujiente por fuera y por dentro esponjoso y ligero. Por este motivo son tan famosos, porque los puedes comer como aperitivo o entrante , o como un plato principal .

¿Con qué acompañar los calamares a la romana?

Esta pregunta es muy famosa ya que la mayoría de la gente piensa… Si los acompaño de patatas fritas pues ya hablamos de fritura con fritura. Pues yo te digo que lo puedes acompañar con lo que más te guste, ya sea arroz, pasta o pasta. Realmente esta elaboración se puede comer sin acompañamiento ya que resulta un plato potente a nivel calórico. Mi recomendación es acompañar tus calamares con ensalada. No me refiero a una ensalada con muchos ingredientes, sino a la típica ensalada de lechuga, tomate y cebolla con la que triunfarás seguro.

Aquí te dejo mi receta en video de cómo se hacen:

Ingredientes

  • 1 Vaso de agua
  • 1 Vaso de leche
  • Una cucharada de sal
  • Una cucharada de Bicarbonato sódico
  • Unos 140- 150 Gramos de harina
  • 500 gramos de anillas de calamar o pota en su defecto
calamares a la romana

¿Cómo se hacen los calamares a la romana?

La elaboración es muy sencilla, simplemente hay que hacer la masa, pasar los calamares por ella y freír en abundante aceite. Ahora sí, te voy a contar unos trucos que te vendrán muy bien para que tus calamares te queden perfectos.

  • En primer lugar decirte que usando calamar de verdad, sorprenderás a tus comensales. Quiero decir que la mayoría de la gente usa anilla de pota. Esto se debe a que un calamar bueno puede valer 4 o 5 veces más que la pota. No es un problema que uses pota, yo en mi receta también la uso, pero tenlo en cuenta si algún día quieres darte un capricho y comprar unos calamares auténticos.
  • Otro truco para que las anillas queden todavía más jugosas y no se endurezcan demasiado es ponerlas par de horas a remojo en leche, eso hará que ablanden. Y sobre todo respeta los tiempos de cocción. El calamar tiene dos tipos de cocción, que es la rápida como en este caso que son unos 5 o 6 minutos y la lenta que son 20. Si no espetas estos tiempos corres el riesgo de que se pase o quede muy duro.
  • El otro truco para la masa es que uses agua y leche a partes iguales, pero bien frías y no del tiempo. Eso te facilitará mucho las cosas para que no se formen grumos al hacer la mezcla.
  • Mi otro consejo es a la hora de la fritura. Se pueden freír en freidora o en sartén, el inconveniente es que en la freidora se te va manchar el aceite y corres el riesgo de que se peguen a la cesta. Por otro lado en sartén, debes tener abundante aceite, recuerda que la idea es que floten y nunca toquen la base de la sartén porque se quemarán.

¿Cómo hago para que los calamares no salten?

Esta es la pregunta del millón!! Mucha gente me pregunta por como pueden hacer para que no salten y hagan un escabechina en sus cocinas. De hecho muchos odian hacerlos en casa y optan por otras recetas por culpa de que saltan y manchan mucho.

La solución es muy sencilla: Debes secar los calamares muy bien con papel absorbente y dejarlos en el papel por lo menos 10 minutos antes de hacerlos y sobre todo el aceite debe estar listo para freír. Nunca los eches con el aceite frío porque sino las explosiones pueden ser terribles.

Pasta a la Carbonara

Hoy te propongo una receta italiana de las más conocidas, la pasta a la carbonara. Conocida en el mundo entero por su sencillez y facilidad a la hora de hacerla y porque se trata de un plato muy económico. Los ingredientes principales son una buena pasta fresca, un buen queso estilo parmesano o peccorino y una buena panceta.

Realmente la receta tradicional se basa en tres ingredientes que son una panceta fresca, la yema de huevo y un buen queso. Todo esto se une para formar esa receta que nos gusta a todos y que se puede hacer tanto con pasta corta como con tallarines u otra pasta larga.

De todas formas, en base a mi experiencia personal yo he decidido darle otro toque distinto. Seguramente en internet te encuentres muchas variaciones de esta receta. Esto se debe a que cada uno le gusta más de una manera distinta. Yo reconozco que después de haber probado varias recetas, he llegado a la conclusión de que me gusta más la que te voy a enseñar a continuación.

Pero antes de nada voy a darte unos consejos para que te quede perfecta. Primero, la pasta es ideal que esté al punto, nunca más cocinada. Sé que los fabricantes de pasta ponen dos tiempos de cocción que son la cocción al punto o al dente y la normal. Si tu quieres llevar esta receta a otro nivel usa la primera opción.

En segundo lugar te digo, que la panceta no es imprescindible, de hecho un buen bacon de tarrina es más que suficiente y apenas notarás diferencia. Por otro lado, lo único que te digo que no escatimes es en el queso. Hoy en día en el mercado tenemos queso estilo parmesano por unos 2o 3 euros, asique vale la pena usar eso antes que una simple mozzarella que no te va aportar nada al plato. Dicho esto aquí te dejo lo que necesitas para mi receta de pasta a la carbonara.

Aquí tienes la receta en video de mi canal de YouTube por si prefieres echarle un vistazo y de paso suscribirte!!

Ingredientes para la pasta:

  • 200 Gramos de pasta fresca o seca
  • 100 Gramos de Bacon
  • 1 Yema de huevo
  • 150 Ml de nata para cocinar
  • Queso Parmesano
  • Sal y pimienta negra

Elaboración de la receta de Pasta a la carbonara

  • Empieza por poner al fuego un olla con abundante agua y sal. Cuando empiece a hervir, añade la pasta que más te guste y remueve solo al principio para que no se pegue. Cuece la pasta el tiempo que te indique el paquete. Cuando la tengas cocida, escurre el agua y reserva. Un truco es añadir un chorrito de aceite para que no se pegue.
  • En otra sartén u olla pon una cucharada de aceite y comienza a freír el Bacon. Cuando empiece a tomar color añade la pasta que hemos cocido previamente.
  • Dale unas vueltas y añade ya la nata. Deja cocinar la nata unos minutos y rectifica de sal y pimienta.
  • Cuando la pasta esté en el punto cremoso que quieres, añade queso rallado y separa del fuego.
  • En el momento justo de servir es cuando se le añade la yema de huevo. Esto lo puedes hacer en el emplatado y que mezcle el comensal, o en la misma sartén con el fuego apagado siempre. ¿Por qué con el fuego apagado? Pues porque sino la yema se cocinará en exceso y se convertirá en tortilla francesa desmenuzada.
pasta a la carbonara