pechuga de pollo rellena

Pechuga de Pollo Rellena

En esta ocasión te traigo una receta muy sencilla de preparar y con la que dejarás a tus comensales con la boca abierta. Se trata de una pechuga de pollo rellena de jamón y queso. Es una receta ideal para los pequeños de la casa y los no tan pequeños.

La pechuga de pollo es uno de los cortes de carne con más sabor y por lo tanto más delicados que hay en la cocina. Si te pasas de cocción quedará seco, sin embargo no te pierdas este artículo donde te cuento como hacerlo de manera que te quede jugoso y perfecto. Ver otras recetas con pechuga de Pollo.

Por norma general el pollo no se puede consumir crudo o medio crudo ya que corremos el peligro de coger cualquier enfermedad o sufrir alguna intoxicación alimentaria. Sin embargo el punto de cocción es muy importante ya que la temperatura ideal de la carne en su interior debe de ser de unos 73 ºC más o menos.

No te preocupes por eso no es necesario estar con un termómetro mirando cada poco hasta que llegue a esa temperatura. Lo único que tienes que hacer es seguir estos pasos que te voy a contar.

Ingredientes para las Pechugas de Pollo Rellenas

  • 2 Pechugas de Pollo
  • 4 Lonchas de Queso ( El que más te guste )
  • 4 Lonchas de Jamón cocido o pechuga de pavo
  • Sal y pimienta Blanca
  • Pan rallado

Elaboración

En primer lugar lo que debes hacer es abrir las pechugas como si fuera un libro. Para eso, empieza cortando al medio sin llegar al final, abre la pechuga y vuelve a cortar a la mitad sin llegar al final las dos mitades. Si piensas que tu habilidad con el cuchillo no es la suficiente o simplemente te da pereza, no te preocupes, tu carnicero de confianza lo puede hacer por ti.

Una vez las tengas abiertas, con ayuda de una espalmadera o el propio cuchillo, dale un par de golpes para aplanarla un poco y reducir su volumen. Con este paso conseguirás que te queden mucho más jugosas, ya que se romperán algunas fibras de la pechuga y a mayores facilitarás su cocción en el horno.

pechuga de pollo

Después de haber descargado estrés golpeando a la pechuga de pollo, vamos a rellenarlas. Para eso coloca una loncha de queso, otra de jamón y otra de queso. Cierra las pechugas y aprieta sobre todo los bordes para que no se escape el queso al freír. Algo siempre se va a salir pero vamos intentar que sea lo menos posible. Puedes ayudar de unos palillos para que no se desmonte. Cuando lo tengas simplemente pasa las pechugas por pan rallado y reserva.

pechugas rellenas
pechugas de pollo empanadas

El siguiente paso va ser freír las pechugas en la sartén con abundante aceite a fuego fuerte, aunque yo personalmente prefiero hacerlo en freidora porque así te garantizas un dorado más homogéneo y profesional. Dentro no estará cocinado por completo, pero para eso vamos terminar la cocción en el horno.

pechugas de pollo

Cuando tengan un dorado similar al de la foto, coloca las pechugas rellenas en una bandeja de horno y hornea a 180 ºC durante otros 20 minutos. De esta manera vamos a garantizar que estarán perfectamente cocinadas por dentro y al haberlas frito antes, los jugos se quedarán dentro asegurando que estén super jugosas.

pechugas de pollo rellenas

Finalmente la guarnición depende de ti, aunque yo te recomiendo una ensalada simple o unas buenas patatas fritas caseras. También te recomiendo esta receta ideal para hacer con los niños de mi canal de YouTube.

Que aprovecheeee!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.