Empanada Gallega

Galicia es una comunidad autónoma del noroeste de España que se caracteriza por ser un destino turístico de primera y tener una gastronomía reconocida mundialmente. Destacan muchas recetas famosas de esta gastronomía que podemos catalogar de internacional , como la empanada gallega, el pulpo a Feira, los percebes o el repollo a la gallega.

La empanada nace siendo un plato muy humilde de los hogares gallegos hechas con ingredientes muy nobles como la harina, los huevos y la sal. Era un plato que realizaban las amas de casa por su facilidad de conservación, ya que dura varios días una vez hecha. Los marineros a menudo llevaban las empanadas a sus travesías y rutas pesqueras.

Receta de empanada gallega

En cuanto a la receta de la empanada, ha sufrido pocas variaciones en el tiempo. Sin embargo destacamos dos tipos de masa de empanada gallega. Una viene siendo la que te voy a enseñar a hacer, que es la fina; y la gorda o de masa de pan, que es mas típica por la zona sur gallega.

Ahora bien, como hacer la empanada gallega? cual es el relleno más común?

La masa de la empanada gallega se hace con apenas 4 ingredientes y te puede llevar una hora su preparación antes de cocinarla en el horno. En cuanto al relleno de la masa, La más común es la empanada de atún pero a su mismo nivel tenemos la empanada de carne. Quitando estos dos rellenos, que son los más destacados, tenemos la empanada de berberechos, la de verdura, grelos y pulpo.

Antes de ver los ingredientes te agradezco un montón que te hallas pasado por aquí por lo que te regalo una guía de paellas procedente de mi contenido exclusivo que te puede interesar como complemento en tu cocina. Descárgatela gratis, no pierdes nada, si no te gusta siempre la puedes eliminar =).

Qué necesitas para la masa de empanada gallega:

Para hacer la masa:

  • 500 Gramos de harina común
  • Un vaso de aceite de la fritura o aceite con pimentón
  • Misma cantidad de vino blanco
  • 60 Ml de leche
  • Sal

Para el relleno:

  • Una bolsa de atún o unos 800 Gramos de atún en aceite de oliva
  • 5 o 6 cebollas
  • Bote de pimientos de piquillo
  • Pimentón dulce
  • Media cabeza de ajo

Elaboración

El proceso comienza por echar una cantidad generosa de aceite de oliva en una olla y cocinar la cebolla picada fina y la cabeza de ajo sin pelar, a fuego suave. Tardará en torno a unos 15 minutos, para saber si está mira si la cebolla queda transparente. Llegados a este punto, apaga el fuego, retira el ajo y añade una cucharada generosa de pimentón. Cocina con el fuego apagado unos minutos hasta que se integre. Por último deja templar y junta con el atún, resérvalo en una escurridera y guarda el liquido que suelte.

Hemos terminado el primer proceso. Ahora procederemos a la masa. Pon en un bol o olla ancha la harina con la sal y haz un volcán. En el centro tienes que echar los líquidos, es decir, el vino, la leche y el aceite. Remueve todo con una cuchara de palo hasta que no seas capaz y pásalo a la mesa con ayuda de una poa harina.

Amasa hasta conseguir una masa homogénea, guarda en el mismo recipiente con un poco de harina para que no se pegue. Haz dos cortes en cruz, tapa con un paño de cocina y deja reposar 20 minutos.

Después del reposo ya podemos trabajar la masa. Corta la masa en cuatro bolas y vete trabajando una a una. La primera estírala con ayuda del rodillo hasta que quede muy fina pero sin romperse, que se pueda manejar. Cuando la tengas ayúdate del rodillo para pasarla a la bandeja de horno con papel antiadherente.

Estírala con las manos y comienza a repartir el relleno por toda la base dejando un dedo de separación en los bordes. Coloca el piquillo cortado con las manos por encima y seguido de esto coge otra bola de masa y vete preparando la tapa. El proceso es el mismo que el anterior. Cuando tengas la tapa puesta, el cierre es muy fácil , con ayuda de dos dedos coge las dos masas a la vez, aprieta y gira, De esta manera formaremos los bordes. Si tienes dudas mírate el video con el paso a paso de mi canal de YouTube.

Cuando ya tengas la masa cerrada, procedemos a pincharla con un tenedor, primero en una dirección y luego en el sentido contrario. Pinta todo con huevo, haciendo hincapié en los bordes para que no se suelte y mete al horno precalentado a 170 grados con calor arriba y abajo, durante 35 minutos. Un consejo, no le pongas ventilador al horno porque se dorará en exceso por un sitio y por el otro no.

empanada gallega
Tortilla de Patata

La tortilla de patata. Un clásico entre los clásicos. Posiblemente el plato más conocido de la cocina española. No hay nadie a quien no le guste y es uno de nuestros platos típicos junto con la paella, la fabada o el salmorejo . Al margen del debate con o sin cebolla, nos gusta sobre todo jugosa, pero para muchos tiene una pega, y es que no es precisamente ideal para mantener la línea. De todas formas, podemos incluir este plato como ocasional dentro de una dieta no muy estricta.

Vale para un pintxo, una ración, para un buen bocata o el ya clásico tupper y llevártelo al trabajo o a un picnic. Siempre apetece y es tan adictiva como deliciosa. Ya tú eliges si eres de los de sin o de los de con cebolla, o si eres de los que les gusta hacer ‘tortilla de…’, desde la típica con chorizo hasta las más elaboradas de otros ingredientes. La imaginación es el límite pero en este caso nos centramos en la tradicional pero hecha de un modo especial para que sea más ligera.

La clave para una buena tortilla de patata es que la patata quede bien hidratada con el huevo. Mi consejo es que quede ligeramente frita y luego la sumerjas en el huevo durante unos 10 minutos.

Otra de las claves es la temperatura de la sartén. Pues debe ser alta al principio para que cuaje ligeramente y luego baja para que no se queme en exceso. Lo ideal es calentarla mucho y en el momento de echar la mezcla bajarle la temperatura. Con el propio calor se cocinará al punto durante 2 minutos por cada lado y quedará de concurso.

INGREDIENTES:

  • 1 Kg de patata amarilla (Nueva) o incluso la variedad mona lisa si eres muy exquisito
  • 9 Huevos medianos
  • Sal
  • 1/2 Cebolla opcional

La elaboración es muy sencilla. Debes cortar la patata en rodajas lo más finas posible usando el cuchillo o con una mandolina. Cuando las tengas cortadas, lávalas bien para quitarle el almidón y confítalas en abundante aceite. Te llevará unos 15 minutos. En el tramo final sube un poco el fuego para que se tuesten un poquito, eso le dará el punto ideal.

Aparte en una sartén con un poco aceite, cocina la cebolla picada durante unos minutos a fuego medio hasta que ablande. Mientras bate los huevos con la sal y júntalos con la patata bien escurrida y la cebolla pochada.

Solo tienes que dejar reposar la mezcla 10 minutos y ya estaría lista para hacer la tortilla. Echa dos cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo hasta que empiece a humear. En ese punto baja el fuego y echa la mezcla removiendo constantemente con una espátula de madera para no rallar la sartén. Cuando la mezcla coja cuerpo déjala cocinar 2 minutos y dale la vuelta ayudándote de un plato. Finalmente dejala cocinarse durante otros dos minutos y emplata.

Aquí te dejo 5 tortillas con diferentes ingredientes que solo tienes que pocharlos de la misma manera que la cebolla:

  • Tortilla de calabacín
  • Omelette de espárragos
  • Tortilla paisana ( pimientos y cebolla)
  • Francesa de jamón y queso ( en este caso añádelos crudos en taquitos a la mezcla)
  • Tortilla de chorizo

QUE APROVECHEEE!!!