Salsa de Tomate
tomate

Hoy te voy a hablar de una de las salsas básicas más famosas, la salsa de tomate. Esta salsa de color rojizo, es famosa por que se usa en una infinidad de elaboraciones, desde otras salsas a platos complejos.

La salsa de tomate en realidad consiste en una base de verduras sofritas a las que se le añaden los tomate maduros y se cocinan conjuntamente. Dependiendo de la región o del país cada uno tiene su propia receta aunque la base principal , es la que te acabo de nombrar.

Uno de los secretos para que te salga perfecta es la buena aromatización de la salsa. Se pueden usar muchas variedades de condimentos. Por lo general, en las escuelas de cocina suelen aconsejar un ramillete. Por lo contrario los cocineros italianos usan la albahaca fresca y orégano entre otras.

Lo que está claro, y te aconsejo que no te olvides nunca de esto; es que una buena salsa de tomate, debe llevar tomates de calidad y a poder ser maduros.

¿ Qué es un ramillete?

El bouquet garni (francés para ‘ramillete guarnecido’ o también ‘atadillo’) es un condimento básico para recetas francesas. Se trata de un manojo de hierbas aromáticas atadas con un hilo y que entra en la elaboración de muchos tipos de guisos de carne y ave, ragús, sopas y caldos.

Su origen está bastante claro, Francia. En cuanto a que lleva el ramillete de la salsa de tomate… no está muy claro ya que puede variar según la zona.

Por lo general, lleva dos mitades de zanahoria por fuera, seguido de laurel pimienta negra y unas hojas de perejil. En italia, normalmente se sustituye el laurel por albahaca y se le añade además salvia y un poco de orégano seco.

¿Qué es mejor comer, el tomate crudo o el tomate cocinado?

En palabras sencillas: si el tomate está crudo, el licopeno “se pierde” con el agua y es absorbido rápidamente por el intestino delgado. Si está cocido es más “pesado”, puede quedarse por más tiempo en el organismo ya que tarda más en ser digerido y, de esta manera, el cuerpo puede aprovecharlo mejor

¿Qué aporta el tomate frito?

Tras pasar por la sartén o la cazuela, los tomates se mantienen ricos en vitamina C y en minerales. Fritos o hervidos son, incluso, una fuente mayor de licopeno, un pigmento vegetal del grupo de los carotenoides que otorga el típico color rojo y se caracteriza por una gran capacidad antioxidante.

¿Qué propiedades tiene el tomate?

  • Protege la vista: La vitamina A mejora nuestra visión, ayuda a proteger nuestros ojos de enfermedades degenerativas o ceguera nocturna.
  • Mejora la circulación sanguínea: El tomate contiene hierro, un mineral muy saludable para el buen estado de la sangre, así como vitamina K que ayuda a controlar la coagulación. De esta manea el tomate ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.
  • Cuida la piel: Al poseer grandes propiedades antioxidantes, es un remedio natural contra el envejecimiento y un gran aliado para el cuidado de nuestra piel, pelo y dientes.
  • Evita el estreñimiento: Su contenido en fibra que cuida del tránsito intestinal y evita la aparición de enfermedades que tengan que ver con los órganos gastrointestinales.
  • Diurético: El tomate contiene potasio y bajos niveles de sodio, lo que favorece a evitar la retención de líquidos y a la eliminación de toxinas
  • Antioxidante: Rico en licopeno, un antioxidante más potente que la vitamina E. Además el tomate contiene otros carotenos lo que lo convierte en un poderoso antioxidante que cuida nuestro organismo.

¿Cuánto dura la salsa de tomate en la nevera?

Las salsas caseras y caldos colados pueden duras en buen estado en la nevera unos 4 días. Las conservas abiertas, de 4 a 5 días. Si vienen en lata y solo consumes una parte, pásalas a un recipiente de cristal o táper hermético

¿Cómo se puede saber si la salsa de tomate está mala?

Otra manera de saber si una salsa está en mal estado por su apariencia es si tiene burbujas pequeñas o no, cuando una salsa burbujea… Es señal de que está en descomposición y, para evitar enfermedades, tírala a la basura.

tomates

ELABORACIÓN de SALSA de TOMATE CASERA

Necesitarás:

  • 12 Tomates maduros
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Cebolla
  • 1 Zanahoria
  • Laurel y perejil
  • Sal y Pimienta

Empieza por pelar los tomates, para ello mi truco es hacerle dos cortes superficiales en cruz y escalfarlos en agua hirviendo durante 2 minutos. Hecho esto introduce los tomates en agua fría con hielo y ya te serán facilísimos de pelar.

Mientras enfrían los tomates en una olla pon el ajo picado con la cebolla y un poco de aceite de oliva a a pochar. No eches mucho aceite sinó la salsa te saldrá muy pesada y grasienta. Una vez empiece a ablandar la cebolla, añade los tomates troceados y un poco del agua de escalfarlos.

Cuece a fuego lento durante 20 minutos aproximadamente con el ramillete. Para hacer el ramillete, corta por la mitad la zanahoria y mete el perejil en el medio con dos hojas de laurel. Vuelve a cerrar las dos mitades y ata la zanahoria con hilo de cocina o un dos palillos si no tienes hilo.

Pasados los 20 – 25 minutos retira el ramillete y tritura la salsa. Si te gusta que quede muy fina puedes pasarla por un chino. Finalmente solo tienes que rectificar de sal y pimienta y listo.

Si la salsa de tomate notas que te ha quedado un poco amarga, puedes añadir una o dos cucharadas de azúcar y ya tendrás corregido el problema.

Esta salsa es ideal guardarla en tarros de cristal herméticos para conservarla durante más tiempo y si los tarros son pequeños, mucho mejor porque así puedes racionar mucho más.

QUE APROVECHEEEE!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.