Raxo de Cerdo

En otra ocasión hablamos de una receta emblemática de la gastronomía gallega, la zorza. Ahora vamos hablar de su receta pareja, que es el raxo de cerdo.

El raxo de cerdo es tan famoso en Galicia como la propia zorza o el pulpo. Se trata de carne de cerdo macerada en ajo y vino blanco principalmente. Esta receta nace ante la necesidad de conservar alguna carne de despiece del cerdo, por lo que se adobaba y podía aguantar más días.

El raxo tiene una particularidad en la receta que es el punto de la carne y la salsa que genera. Dependiendo el sitio, gusta más pasado, más oscuro o más blanquecino.

Mi receta de raxo consiste en usar al 50% carne de jamón de cerdo y carne de la parte del lomo. Todo esto se corta en daditos pequeños del tamaño de un bocado y se adoba. El adobo que yo uso es ajo laminado, un par de hojas de perejil, vino blanco y aceite de girasol.

Esta mezcla es ideal que macere por lo menos unas 12 horas y lo ideal para hacerlo es primero freír las pieles del lomo en la sartén y retirarlas. Sí, has oído bien, usando la sartén ya usada para hacerlo. Este proceso lo uso para que más adelante cuando hagamos la salsa coja el color oscuro que deseamos.

Cuando halla pasado la primera parte, volvemos a calentar la sartén y echamos la carne, extendiéndola por toda la superficie y la dejamos cocinar unos instantes sin tocarla ni removerla. Echaremos la sal en ese momento y removeremos todo bien para que se despegue del fondo de la sartén.

Por último cuando veamos que se ha cocinado casi por completo echaremos un chorrito de vino blanco y pondremos el fuego al máximo para que se espese la salsa y se evapore el alcohol.

Lo ideal es servirlo encima de unas patatas bien fritas y regado con su propia salsa. QUE APROVECHE!!

Repollo a la Gallega

La salsa «Gallega» que lleva el repollo, se asocia normalmente, como un acompañamiento de un pescado como la merluza o el rape. Sin embargo, hoy en día le damos otras aplicaciones, dentro de la gastronomía gallega. Incluso este plato lo podemos usar como guarnición de una carne de cerdo como el secreto o la zorza.

¿A qué familia pertenece el repollo?

El repollo es una variedad de col, que tiene las hojas muy apretadas formando una pelota o cabeza todas juntas. Hay coles de otras variedades como las coles de Bruselas, o la col lombarda.

¿Cuáles son los beneficios del repollo?

Algunas de sus propiedades más importantes es su gran fuente de agua, potasio, magnesio, Vitaminas A,C, E y fibra de gran beneficio a nuestro cuerpo, sistema digestivo y aún más nuestra flora intestinal. Al consumir repollo, ya sea crudo o hervido, obtenemos todas sus propiedades beneficiosas.

¿Cómo se congela el repollo?

La mejor manera de congelar repollo o berza es hervirlo en agua con sal durante dos minutos. Dejarlo enfriar, escurrirlo bien y ponerlo en una bolsa de congelación. Dura hasta nueve meses. Para volver a usarlo, no hay más que volver a meterlo directamente en agua hirviendo.

¿Cómo saber si el repollo está malo?

Palpa el exterior para asegurarte de que el repollo es firme al tacto. Si tocas un repollo y se siente suave y esponjoso, en vez de firme y denso, puede que esté podrido por dentro. Elije solamente repollos que sean firmes o duros al tacto.

¿Cómo se hace el repollo a la gallega?

Yo te traigo una receta con repollo muy sencilla que solo tiene dos elaboraciones principales; La cocción del repollo y la elaboración de la ajada.

El repollo es una verdura con un toque dulce a diferencia de las berzas o coles gallegas que son todo lo contrario. Además es una verdura que tiene una alta durabilidad en la nevera ya que al ser muchas capas resiste mucho tiempo. Eso sí, para escoger un buen repollo debes fijarte en que cuanto mas verde sea mejor, ya que cuanto más blanquecinas sean sus hojas más intolerancia te despertará durante el día.

Ingredientes para 4 personas:

  • Una col o repollo
  • Una Cebolla
  • Media Cabeza de Ajo
  • Una hoja de Laurel
  • 3 o 4 Patatas
  • Un chorizo
  • Pimentón dulce
  • Un chupito de Vino blanco
  • 100 Ml De Aceite de Oliva

Empezamos por limpiar el repollo; primero lo cortamos a la mitad y luego en otra mitad. Quitamos la parte blanca del centro que es muy dura, y echamos a cocer en agua caliente con sal y el chorizo.

Mientras se va cociendo ( en torno a unos 25 minutos) vamos a ir preparando la ajada; Ponemos en un cazo el aceite, la cabeza de ajo, el laurel y la cebolla en frío. Subimos el fuego y cocinamos a fuego intermedio sin que se queme en exceso durante unos 12 minutos. Una vez veamos que toma color la cebolla y el ajo, retiramos del fuego y quitamos todo dejando el aceite templándose un poco. Cuando halla templado añadimos el pimentón y removemos bien fuera del fuego para que se cocine lentamente.

Transcurridos los 25 minutos, añadimos la patata troceada ala pota y un poquito de la ajada, y cocinamos otros 25 minutos más. Comprobamos que se halla cocido bien y sinó seguiremos cociendo en intervalos de 10 minutos.

Finalmente una vez cocido, pasamos la verdura con la patata cocida bien escurridas a una fuente y troceamos el chorizo por encima. Pondremos el remate regando con la ajada por encima y decoramos con la cebolla y la media cabeza de ajo.

Recuerda servirlo muy caliente!! Lo puedes acompañar de un postre de los que tengo en mi sección de postres caseros.

QUE APROVECHE!!