Galletas de Halloween

Te traigo las galletas de halloween más terroríficas que encontrarás. Realmente está en tu mano si son auténtico terror o no, ya que puedes hacerlas a tu gusto y con la forma que tu quieras.

Las galletas en general tienen un montón de variaciones, pueden ser de mantequilla, sin gluten e incluso de arroz. Yo te traigo la receta clásica de las galletas de mantequilla que he hecho yo siempre. Su característica principal es que son muy aromáticas y la textura es muy agradable en la boca y ligera sobre todo. Desde luego para mí, una buena galleta debe ser crujiente y ligera, para nada empalagosa y pastosa.

En cuanto a la decoración, existen hoy en día en el mercado, miles de moldes y cortadores con todas las formas que te puedes imaginar. Las puedes decorar directamente con azúcar glass o chocolate, pero si lo quieres llevar a otro nivel, le puedes añadir una glasa real.

La glasa real te viene perfecta para decorar estas galletas de halloween. Aunque su nombre suene a complicado no te preocupes, es muy sencillo.

Empieza por separar las claras a dos huevos, y añade azúcar glass removiendo poco a poco. Yo le añado un poco de zumo de limón, como una cucharada, pero es opcional. Al remover empezarás a notar que empieza a espesar a medida que añades azúcar. La glasa la tendrás acabada cuando se vuelva blanca y densa de manera que cueste un poco batirla.

Una ves tengas la glasa podemos pasar a preparar las galletas de halloween. He elegido el molde de calabaza pero también las he hecho con forma de gato, fantasma o araña. La forma puedes elegirla como tu quieras.

Ingredientes para hacer las galletas:

  • 200 gramos mantequilla pomada ( a temperatura ambiente)
  • 120 gramos azúcar
  • 280 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita esencia de vainilla

La elaboración es muy fácil , se trata de mezclar la mantequilla con la vainilla y el azúcar hasta que se funda bien. Hecho esto, añade la mantequilla y amasa hasta obtener una masa homogénea, ligeramente dura y consistente. Envuelvela en film y guárdala en la nevera durante unos 20 minutos para que repose la masa y coja consistencia.

Pasado este tiempo estira la masa con ayuda de un poco de harina hasta obtener un grosor de un cm aproximadamente(el ancho de un lápiz por ejemplo). Ahora solo tienes que cortar las galletas dándoles la forma que quieras.

Cuando ya tengas todas cortadas, hornea a 200 grados durante unos 12 minutos hasta que empiece a dorar ligeramente.

Finalmente cuando las tengas un poco atemperadas echa por encima la glasa real y deja enfriar completamente para comerlas.

En cuanto al tema de decorar las galletas de halloween, yo he añadido un poco de colorante a la glasa y con ayuda de un palillo le he dado las formas de la calabaza. En caso de que tengas que añadir varios colores, divide la glasa y usa los tintes que necesites.

QUE APROVECHEEE!!! Y si quieres conocer otra de mis recetas de halloween como los dedos de bruja te dejo aquí la receta.