Tortilla de Patata

La tortilla de patata. Un clásico entre los clásicos. Posiblemente el plato más conocido de la cocina española. No hay nadie a quien no le guste y es uno de nuestros platos típicos junto con la paella, la fabada o el salmorejo . Al margen del debate con o sin cebolla, nos gusta sobre todo jugosa, pero para muchos tiene una pega, y es que no es precisamente ideal para mantener la línea. De todas formas, podemos incluir este plato como ocasional dentro de una dieta no muy estricta.

Vale para un pintxo, una ración, para un buen bocata o el ya clásico tupper y llevártelo al trabajo o a un picnic. Siempre apetece y es tan adictiva como deliciosa. Ya tú eliges si eres de los de sin o de los de con cebolla, o si eres de los que les gusta hacer ‘tortilla de…’, desde la típica con chorizo hasta las más elaboradas de otros ingredientes. La imaginación es el límite pero en este caso nos centramos en la tradicional pero hecha de un modo especial para que sea más ligera.

La clave para una buena tortilla de patata es que la patata quede bien hidratada con el huevo. Mi consejo es que quede ligeramente frita y luego la sumerjas en el huevo durante unos 10 minutos.

Otra de las claves es la temperatura de la sartén. Pues debe ser alta al principio para que cuaje ligeramente y luego baja para que no se queme en exceso. Lo ideal es calentarla mucho y en el momento de echar la mezcla bajarle la temperatura. Con el propio calor se cocinará al punto durante 2 minutos por cada lado y quedará de concurso.

INGREDIENTES:

  • 1 Kg de patata amarilla (Nueva) o incluso la variedad mona lisa si eres muy exquisito
  • 9 Huevos medianos
  • Sal
  • 1/2 Cebolla opcional

La elaboración es muy sencilla. Debes cortar la patata en rodajas lo más finas posible usando el cuchillo o con una mandolina. Cuando las tengas cortadas, lávalas bien para quitarle el almidón y confítalas en abundante aceite. Te llevará unos 15 minutos. En el tramo final sube un poco el fuego para que se tuesten un poquito, eso le dará el punto ideal.

Aparte en una sartén con un poco aceite, cocina la cebolla picada durante unos minutos a fuego medio hasta que ablande. Mientras bate los huevos con la sal y júntalos con la patata bien escurrida y la cebolla pochada.

Solo tienes que dejar reposar la mezcla 10 minutos y ya estaría lista para hacer la tortilla. Echa dos cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo hasta que empiece a humear. En ese punto baja el fuego y echa la mezcla removiendo constantemente con una espátula de madera para no rallar la sartén. Cuando la mezcla coja cuerpo déjala cocinar 2 minutos y dale la vuelta ayudándote de un plato. Finalmente dejala cocinarse durante otros dos minutos y emplata.

Aquí te dejo 5 tortillas con diferentes ingredientes que solo tienes que pocharlos de la misma manera que la cebolla:

  • Tortilla de calabacín
  • Omelette de espárragos
  • Tortilla paisana ( pimientos y cebolla)
  • Francesa de jamón y queso ( en este caso añádelos crudos en taquitos a la mezcla)
  • Tortilla de chorizo

QUE APROVECHEEE!!!

Salmorejo Cordobés

Si vas de vacaciones este año a Andalucía o te gustaría conocerla, no te puedes perder este plato típico y refrescante, el Salmorejo. Este es uno de los platos por excelencia de la gastronomía andaluza junto con el pescadito frito y la pipirrana.

Este plato es muy sencillo y como mejor queda es prepararlo la víspera, dándole su tiempo de maceración en la nevera. Yo al principio lo preparaba en el momento pero a base de experimentar, me dí cuenta de que si lo dejabas en la nevera sin triturar unas horas, conseguirías mucho más sabor y textura.

Las claves para obtener el mejor Salmorejo son usar un buen aceite de oliva y el pan viejo debe estar bastante crujiente y duro. Yo os recomiendo usar pan de bolla o chapata y aceite de oliva virgen extra de la variedad picual si os gusta un poco más ácido; o de la variedad arbequina si os gusta más suave.

Mi receta de salmorejo lleva:

  • 8 o 9 Tomates Pera o Rama ( Según tus gustos)
  • 200 Gr de Miga de pan viejo
  • Un diente de Ajo
  • Un buen Chorro de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Huevo Duro
  • Tacos de Jamón Serrano

El proceso os lo podeis imaginar, basta con echar en un recipiente alto el tomate troceado con el diente de ajo y el pan previamente remojado levemente en agua y aceite; y triturarlo todo hasta conseguir una masa homogénea y con cuerpo.

Si vemos que nos queda muy líquido pues lo podemos rectificar con un poco más de miga de pan, y si, por el contrario queda muy espeso, pues bastará con añadir más aceite.

Acabaremos por rectificarlo de sal y ya lo podremos presentar. La presentación típica es la que os muestro en la imagen. En un bol o plato sopero, echamos dos cucharadas soperas de salmorejo y lo decoraremos con huevo rallado o cortado fino y taquitos de jamón serrano. Por último solo tendremos que adornarlo con un chorrito fino de aceite de oliva virgen extra.

Aquí te dejo el video con el paso a paso de mi canal de youtube !! No olvides SUSCRIBIRTE si aún no lo has hecho y darle like!

QUE APROVECHE!!!

Nido de Pan con Huevo y Jamón

A veces con los ingredientes más humildes se pueden conseguir platos dignos de los paladares más selectos. Hoy os traigo unos nidos de pan con huevo, patata, champiñones y jamón serrano. Este plato es una versión de los famosos huevos nido franceses, adaptado a mi manera de ver las cosas.

Esta receta de nidos de pan es ideal para acompañar con una ensalada sencilla y un postre liviano para completar como puede ser un flan de huevo o un yogurt.

INGREDIENTES para 2 Personas
  • 2 Bollos medianos de pan
  • 4 huevos
  • 3 o 4 patatas
  • 100 gr de champiñones
  • 1 cebolleta
  • 150 gr de jamon serrano en tacos
  • Una pieza de queso para rallar
  • Aceite virgen extra
  • Vino blanco
  • Sal y pimienta

La Elaboración

Los pasos a seguir son muy sencillos y apenas se tardarían unos 30 minutos en acabarlo. Así pues, comenzamos vaciando los bollos de pan y reservando la miga correspondiente.

En una sartén ponemos 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva y comenzamos a pochar la cebolleta cortada fina, los champiñones cortados en laminas finas y la patata, en este orden.

Una vez añadamos la patata echamos el jamón serrano y añadimos medio vaso de vino blanco, y si fuera necesario un poco de agua sólo para ayudar a cocinar la patata.

Cuando la patata esté bien cocinada es el momento de añadir la miga de pan y el huevo batido, mezclándolo todo bien y sin llegar a cuajar de todo. Será entonces cuando tendremos nuestra base preparada para rellenar los nidos de pan.

Como paso final y este es opcional pero yo os lo recomiendo; yo añado un poco de queso rallado por encima y lo gratino al horno… unos 180 grados alrededor de 12 – 15 minutos.

QUE APROVECHE!!!