Melón con Jamón

Es un aperitivo muy refrescante e ideal para el verano, el melón con jamón. La combinación del dulce del melón con el salado del jamón, produce una sensación muy agradable en el paladar.

Es muy usado como entrante en restaurantes con menús concertados como las bodas y comuniones, pero no se descarta como entrante para la cena de navidad ( toma nota! ).

También debo decirte que existe la versión moderna ejecutada por el equipo de el celler de can roca, donde el melón se presenta en forma de mousse, aparece un consomé de jabugo y otros elementos. Podéis ver la receta aquí.

Debo decir que es una muy buena opción para la cena y aunque el jamón serrano no sea especialmente económico, podemos sustituirlo por paleta que tiene un precio más reducido.

En cuanto al melón, el ideal sería el melón amarillo ya que por experiencia este melón es mucho más dulce y carnoso que los otros. Por cierto, debo decirte que una de las claves para triunfar con este plato tan sencillo, es que esté lo suficientemente maduro, ya que si lo está demasiado amargará; y si está muy verde lo sentiremos muy duro en la boca.

En esta ocasión no te dejo receta porque es muy sencillo de hacer, sólo tienes que cortar el melón en rodajas de un dedo de ancho y enrollar el jamón serrano en ella.

Lo que si te voy a recomendar, es acompañarlo con una receta de tosta de pan caliente o mismamente la receta que tenemos en la web; los tomates al horno, que casan muy bien como segundo plato.

Por último decirte que dentro de poco tiempo empezaremos una nueva sección en la web, que tratará sobre la alimentación sana y dietas equilibradas.Tranquilo, te explicaré con detalle y daré ejemplos para que sea más fácil entenderlas.

QUE APROVECHE!!

Huevos Fritos con Jamón y Chorizo

Considerado por muchos, entre ellos grandes chefs y críticos gastronómicos. Los huevos fritos son el plato más español gastronómicamente hablando. Los puedes acompañar de lo que más te guste, ya sea jamón serrano, salchichas, zorza, bacon o incluso tomates salteados u otra verdura.

En cuanto a su elaboración depende mucho de el gusto que tengáis, ya sea más hechos o más crudos. Lo ideal es la clara bien cuajada con su «puntilla» y la yema cremosa y ligera.

La «puntilla» en los huevos es lo que más le gusta a la mayoría, aunque para que un huevo sea considerado perfecto debe tener:

Por un lado, la clara ligeramente tostada y crujiente por los bordes (puntilla); y por otro, la yema cremosa y caliente.

En cuanto a tema de salud, los huevos entrarían perfectamente en cualquier dieta recomendando un consumo moderado y no habitual. La mala noticia es que para mantener una dieta sana debes comer los huevos cocidos.

Por lo tanto, consideraremos este plato como un capricho ocasional y no como un plato habitual en nuestra dieta. Mi receta es con jamón serrano y chorizo. La pauta que os dejo es la de cómo hacer para que los huevos os queden perfectos.

En primer lugar echaremos abundante aceite en una sartén y le subiremos el fuego hasta que casi empiece a echar humo. Será ahí cuando echaremos los huevos y bajaremos el fuego al mínimo. La manera para que no salten y se manche toda la cocina es no echar los huevos directamente de la nevera. Lo mejor es sacarlos media hora antes para que se atemperen y el choque de temperatura con el aceite no sea tan drástico y no provoque ningún desastre.

En el momento de echar los huevos notaréis que empiezan a cuajarse muy rápido, entonces lo único que tenéis que hacer bajar el fuego al mínimo y con ayuda de una espumadera irle rociando aceite por encima hasta que se cocine por completo y lo saquemos para un plato.

QUE APROVECHE!!!!

Nido de Pan con Huevo y Jamón

A veces con los ingredientes más humildes se pueden conseguir platos dignos de los paladares más selectos. Hoy os traigo unos nidos de pan con huevo, patata, champiñones y jamón serrano. Este plato es una versión de los famosos huevos nido franceses, adaptado a mi manera de ver las cosas.

Esta receta de nidos de pan es ideal para acompañar con una ensalada sencilla y un postre liviano para completar como puede ser un flan de huevo o un yogurt.

INGREDIENTES para 2 Personas
  • 2 Bollos medianos de pan
  • 4 huevos
  • 3 o 4 patatas
  • 100 gr de champiñones
  • 1 cebolleta
  • 150 gr de jamon serrano en tacos
  • Una pieza de queso para rallar
  • Aceite virgen extra
  • Vino blanco
  • Sal y pimienta

La Elaboración

Los pasos a seguir son muy sencillos y apenas se tardarían unos 30 minutos en acabarlo. Así pues, comenzamos vaciando los bollos de pan y reservando la miga correspondiente.

En una sartén ponemos 3 o 4 cucharadas de aceite de oliva y comenzamos a pochar la cebolleta cortada fina, los champiñones cortados en laminas finas y la patata, en este orden.

Una vez añadamos la patata echamos el jamón serrano y añadimos medio vaso de vino blanco, y si fuera necesario un poco de agua sólo para ayudar a cocinar la patata.

Cuando la patata esté bien cocinada es el momento de añadir la miga de pan y el huevo batido, mezclándolo todo bien y sin llegar a cuajar de todo. Será entonces cuando tendremos nuestra base preparada para rellenar los nidos de pan.

Como paso final y este es opcional pero yo os lo recomiendo; yo añado un poco de queso rallado por encima y lo gratino al horno… unos 180 grados alrededor de 12 – 15 minutos.

QUE APROVECHE!!!