Tortilla de Patata

La tortilla de patata. Un clásico entre los clásicos. Posiblemente el plato más conocido de la cocina española. No hay nadie a quien no le guste y es uno de nuestros platos típicos junto con la paella, la fabada o el salmorejo . Al margen del debate con o sin cebolla, nos gusta sobre todo jugosa, pero para muchos tiene una pega, y es que no es precisamente ideal para mantener la línea. De todas formas, podemos incluir este plato como ocasional dentro de una dieta no muy estricta.

Vale para un pintxo, una ración, para un buen bocata o el ya clásico tupper y llevártelo al trabajo o a un picnic. Siempre apetece y es tan adictiva como deliciosa. Ya tú eliges si eres de los de sin o de los de con cebolla, o si eres de los que les gusta hacer ‘tortilla de…’, desde la típica con chorizo hasta las más elaboradas de otros ingredientes. La imaginación es el límite pero en este caso nos centramos en la tradicional pero hecha de un modo especial para que sea más ligera.

La clave para una buena tortilla de patata es que la patata quede bien hidratada con el huevo. Mi consejo es que quede ligeramente frita y luego la sumerjas en el huevo durante unos 10 minutos.

Otra de las claves es la temperatura de la sartén. Pues debe ser alta al principio para que cuaje ligeramente y luego baja para que no se queme en exceso. Lo ideal es calentarla mucho y en el momento de echar la mezcla bajarle la temperatura. Con el propio calor se cocinará al punto durante 2 minutos por cada lado y quedará de concurso.

INGREDIENTES:

  • 1 Kg de patata amarilla (Nueva) o incluso la variedad mona lisa si eres muy exquisito
  • 9 Huevos medianos
  • Sal
  • 1/2 Cebolla opcional

La elaboración es muy sencilla. Debes cortar la patata en rodajas lo más finas posible usando el cuchillo o con una mandolina. Cuando las tengas cortadas, lávalas bien para quitarle el almidón y confítalas en abundante aceite. Te llevará unos 15 minutos. En el tramo final sube un poco el fuego para que se tuesten un poquito, eso le dará el punto ideal.

Aparte en una sartén con un poco aceite, cocina la cebolla picada durante unos minutos a fuego medio hasta que ablande. Mientras bate los huevos con la sal y júntalos con la patata bien escurrida y la cebolla pochada.

Solo tienes que dejar reposar la mezcla 10 minutos y ya estaría lista para hacer la tortilla. Echa dos cucharadas de aceite de oliva en la sartén y caliéntalo hasta que empiece a humear. En ese punto baja el fuego y echa la mezcla removiendo constantemente con una espátula de madera para no rallar la sartén. Cuando la mezcla coja cuerpo déjala cocinar 2 minutos y dale la vuelta ayudándote de un plato. Finalmente dejala cocinarse durante otros dos minutos y emplata.

Aquí te dejo 5 tortillas con diferentes ingredientes que solo tienes que pocharlos de la misma manera que la cebolla:

  • Tortilla de calabacín
  • Omelette de espárragos
  • Tortilla paisana ( pimientos y cebolla)
  • Francesa de jamón y queso ( en este caso añádelos crudos en taquitos a la mezcla)
  • Tortilla de chorizo

QUE APROVECHEEE!!!

La Tortilla

Sin duda el plato más famoso de la gastronomía española por excelencia es la tortilla. Un plato muy sencillo pero famoso en el mundo entero. Debido a esto te pueden sonar sus muchos nombres, como omelette, campera o chaqueta.

Su elaboración principalmente se basa en un batido de huevos con patatas, embutido o algún otro ingrediente. La receta de la tortilla española se trata de huevos, cebolla y patatas.

A continuación te traigo una lista con recetas de tortilla populares:

  • Tortilla de espárragos : Se trata de una receta en la que le añadimos espárrago previamente cocidos y salteados, al huevo batido.
  • Tortilla francesa: Probablemente la receta más famosa y sencilla, que consiste en usar sólo huevos batidos.
  • Omelette de jamón y queso: A la misma mezcla de huevo batido le añadimos un poco de jamón salteado con un poco de aceite y unos daditos de queso.
  • Tortilla de bacalao: Una elaboración ideal para los amantes del pescado, en la que se lo añadimos desmigado y cocido previamente.
  • Tortilla de trigo: conocidas como fajitas o burritos, se elaboran con harina y tienen forma plana con objetivo de rellenarlas después.

Ahora vamos a hablar de la tortilla clásica. Yo te voy a dar mi receta perfecta de tortilla. Para ella cocino lentamente una cebolleta en la sartén con una pizca de azúcar y otra de sal. Mientras la cocino la cebolla, preparo los huevos. Uso 9 huevos enteros, los cuales mezclo sin añadir nada de aire con dos cucharadas de sal. Al acabar la cebolla se la añado a los huevos, y en la misma sartén echo 4 patatas medianas cortadas en láminas muy finas con aceite. El aceite debe cubrir las patatas y debería ser de oliva, aunque puedes usar de girasol si te gusta la tortilla más suave.

El tiempo ideal serán unos 15- 20 minutos a fuego medio sin que se lleguen a freír, sinó pochar (hablaremos de este término en otra publicación). Una vez cocinada la patata, la escurro y se la añado a la mezcla. La mezclaremos de forma envolvente y el mejor truco es dejar que repose unos 10 minutos para que se hidrate la patata con el huevo.

Ahora llega la parte en la que muchos dicen que se les pega y les queda fea la tortilla. Yo te voy a enseñar un truco para que os quede perfecta. El truco consiste en poner al fuego alto la sartén con una cucharada de aceite y esparcirlo bien por la superficie hasta que la sartén empiece a humear ligeramente.

En el momento que la sartén empiece a humear le echaremos de golpe la mezcla y removeremos con una espátula de madera rápidamente procurando que no salga por fuera. Cuando empiece a cuajar dejaremos de remover y bajaremos el fuego al mínimo unos 2 o 3 minutos según el punto que queramos tener.

Siendo así:

  • 1 Minuto para poco hecha
  • 2 Para hacerla al punto
  • 3 Minutos para muy cuajada

Una vez decidido el punto pues pondremos encima un plato, le daremos la vuelta y cocinaremos otro minuto.

Si quieres aprender a darle la vuelta como los profesionales sin plato, sólo tienes que hacer lo que te voy a enumerar:

  • Inclina ligeramente la sartén hacia delante.
  • Dale unos ligeros toques en el mango de la sartén para ayudar a la tortilla a asomarse al borde
  • Por último con un movimiento ascendente como si fuera de saltear verduras, lanzaremos la tortilla con un golpe seco.

Otro consejo es que no la lances muy arriba sino que sea la distancia mínima para que no se rompa. De todas formas si te apasiona la tortilla, aquí te dejo este link con algunas recetas más de tortilla.

QUE APROVECHEEEEE!!!